jueves, 22 de noviembre de 2007

La acción tutorial como herramienta para mejorar la convivencia


La acción tutorial es un instrumento básico en la acción educativa en cuanto a que permite un asesoramiento y orientación personal a los alumnos, por parte de un profesor-tutor. El contacto individualizado, directo y personal, permite detectar desequilibrios psicológicos en alumnos que pueden conllevar un riesgo personal y grupal para la convivencia en el aula, riesgo que deberá minimizarse a través de una adecuada intervención del tutor, cuyo objetivo será lograr un desarrollo afectivo y un equilibrio personal óptimo para que la dinámica de la convivencia en el aula sea posible y productiva para todos los que en ella participan, tanto a nivel individual como grupal.

Trabajar en tutoría para detectar casos de riesgo implica plantear, individualmente y en grupo, reflexiones, contenidos y propuestas, tanto del ámbito personal como escolar. Estas propuestas pueden referirse a conocerse a uno mismo y al grupo (personalidad, forma de ser... y apreciarse), analizar la diferencia entre la paz y la ausencia de violencia, , discriminar entre distintos tipos de acoso, apreciar los derechos humanos, trabajar la formación en valores... favoreciendo para ello la capacidad de comunicarse, de trabajar en equipo, de identificar y resolver problemas de modo dialogante y consensuado a partir de experiencias o situaciones vividas en el grupo o que les resulten cercanas, puesto que las emociones y los sentimientos favorecerán su implicación.

Una vez más destaco el papel de las emociones y los sentimientos en el tratamiento del conflicto en aras de una óptima convivencia en el aula y en el centro escolar. Apreciar y valorar los propios sentimientos y los de los demás es el primer paso para superar la percepción de que los diferentes deseos, necesidades e intereses son incompatibles, posibilitando el acercamiento imprescindible para el entendimiento.

El conflicto puede ayudar a “crecer” al alumno si es manejado a través del diálogo y la escucha activa, de la negociación y la mediación.

3 comentarios:

vanesa dijo...

La tutoria es un elemento clave para la accion educativa. Si nos centramos en la convivencia del aula, la tutoria individual nos aporta los datos necesarios para conocer el origen del conflicto, la tutoria grupal nos proporciona el contexto idoneo para la resolucion del mismo.

Anónimo dijo...

El conflicto siempre ayuda a crecer. No hay maduración sin crisis. Como seres dinámicos siempre estamos en evolución y cambio. Tan pòsitivo se considera el conflicto, que en pedagogía se busca el conflicto cognitivo como factor básico de apendizaje.
Dicho esto, el papel del tutor resulta necesario para gestionar conflictos inter e intrapersonales del alumnado.
Recordar que para una corecta asimiliación del principio de educar para la convivencia exige haber desarrollado las otras líneas de la acción tutorial: aprender a ser, aprender a saber, aprender a comunicarse y aprender a tomar decisiones.

Jose Alfredo dijo...

Yo opino lo mismo, considero que la acción tutorial es la herramienta más importante para la mejora de la convivencia en el ámbito escolar.